DISPOSICIÓN DE LOS PUESTOS EN EL LUGAR DE TRABAJO

Aparte de las características especificas, la disposición de los puestos de trabajo y el espacio disponible también pueden influir sobre la salud y el bienestar de las personas. Entre los factores que condicionan la distribución de los puestos en los centros de trabajo se encuentran:

a) Las necesidades derivadas de la diviSión del trabajo y del flujo de materiales que  determina la disposición relativa entre los puestos y su contigüidad. El flujo de información constituye un factor cada vez menos determinante en la disposición de los puestos, por ejemplo, en las oficinas, en la medida que se extiende el empleo de los modernos sistemas de transmisión de datos y de las
redes informáticas.

b) El aprovechamiento de la luz natural y la localización de las luminarias en los lugares donde estos aspectos ya vienen dados. Es necesario tener en cuenta que los puestos no deben orientarse de manera que el trabajador quede situado frente a las ventanas u otras fuentes de luz que puedan producir deslumbramiento. La ubicación más adecuada es la que permite que la luz de
las ventanas y luminarias llegue lateralmente al puesto.

c) La situación de las salidas de aire correspondientes al sistema de calefacción y aire acondicionado. Los puestos han de colocarse respecto a ellas de tal forma que el aire no incida directamente en la espalda de los trabajadores.

d) La existencia de puestos donde se utilizan equipos ruidosos. En estos casos es aconsejable situar dichos puestos en locales distintos, de manera que no se vean perturbados los trabajadores de los restantes puestos.

En el caso de los locales de oficina, es necesario considerar también la influencia del tipo y tamaño de la oficina a la hora de distribuir los puestos. En general, la colocación de los puestos se hace más dificil a medida que se eleva el número de empleados, aunque sus dimensiones sean suficientes para evitar la aglomeración; esto es lo que sucede en las oficinas de tipo panorámico.

En la década de 1960, las tradicionales oficinas compartimentadas en pequeños locales empezaron a ser sustituidas por las oficinas de tipo panorámico; con esta nueva disposición se pretendía mejorar la comunicación, propiciar el trabajo en equipo, aumentar Ia flexibilidad en la disposición de los puestos y rentabilizar el espacio.

Algunos años después, la experiencia mostró que este tipo de oficina presentaba algunos inconvenientes importantes: multiplicación de las interferencias provocadas por el exceso de comunicación, falta de intimidad, mayores dificultades para conseguir un ambiente térmico satisfactorio para todos los empleados, flexibilidad limitada y problemas con la acústica del local.

La solución de estos problemas se aborda actualmente de dos maneras: por un lado, la tendencia predominante en EE.UU consiste en la compartimentación de las oficinas panorámicas mediante el empleo de diversos elementos más o menos móviles, tales como mamparas, estanterías, armarios, etc., que permiten atenuar la transmisión del ruido y procuran un cierto grado de intimidad; por otro lado, la tendencia predominante en Europa consiste en Ia sustitución de las oficinas panorámicas por conjuntos de locales de oficina de menor tamaño, en los cuales es mucho más fácil controlar los citados problemas.

En todo caso, es preferible que estos aspectos sean previstos en la fase inicial de diseño de la oficina dado que, una vez ejecutado el proyecto, la corrección siempre resulta más cara y problemática.

Facebook Comments
Administrator

Administrator

Ingeniero Industrial egresado en 2007, Viajero de corazón y trabajador de hobbie. Soy Instructor certificado de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social. Mi frase, “Sin prisa pero sin pausa” y como viajero coincido en el hecho de “Viajar es la única cosa que puedes comprar, que te hace mas rico”

Facebook Comment

2 comentarios sobre “DISPOSICIÓN DE LOS PUESTOS EN EL LUGAR DE TRABAJO

Deja un comentario